Autor: Rafael Muñiz

Universidad a Distancia de Madrid. UDIMA.-

Usted está aquí

Las 11 verdades marketinianas del consumidor en rebajas

Que el ser humano es complicado no es ninguna sorpresa. Por eso, expertos en marketing, psicólogos y sociólogos se devanan los sesos para encontrar patrones que nos clasifiquen como “sujetos a los que vender”.  Especialmente en rebajas, estos esquemas se disparatan pero, ¿cuáles son las verdades universales del comprador en rebajas?.  En FMK-Foromarketing te ofrecemos 11 divertidos tips con los que sentirte identificado.

Nos vuelven locos (y perdemos la cabeza, literalmente)

Según estudios realizados por publicaciones de prestigio como Psicology Today, o las aportaciones del neurocientífico Antonio Damasio, acabamos comprando con las “tripas”, con el corazón o cualquier otro órgano que no sea la cabeza. No te afanes en hacerte listas de deseos o en planificar tus compras porque al final caerás en el “rinconcito ordenado” o acabarás comprando cualquier cosa que no necesitabas. La emoción al poder.

Nos remiten al hombre de Cromañón

Nuestro cerebro se vuelve loco al sonido de muletillas tan recurrentes como “rebajas por liquidación”, “últimos días de rebajas”, o “liquidación por cierre”. Probablemente no habrías entrado a ese comercio en tu vida, pero esa sensación de escasez que se nos ofrece, consigue que afloren en nosotros la competitividad y el ansia por que nadie nos quite eso que no necesitamos. Estudios elaborados por la doctora Kit Yarrow, responsable del departamento de Psicología de la Golden Gate University y experta en comportamiento del Consumidor, así lo atestiguan.

Nos gusta lo que tiene aspecto “a estrenar”

Los profesores de Marketing de la Escuela de Negocios de la Universidad de Alberta, Jennifer J. Argo, Andrea C. Morales y Darren W. Dahl estudiaron que pese a que nos encanta toquetear el artículo antes de meterlo en nuestra cesta de la compra, los productos manoseados tienen menos valor para el usuario.

A quién le importa (a todos nos importa)

En lo que se refiere a la compra, sí que nos fijamos en las opiniones de los demás. Así lo pone de manifiesto el informe elaborado por Feedvisor en el que se detalla que un 90% de los consumidores no adquiriría en Amazon un producto con una valoración inferior a las tres estrellas por muy rebajado que estuviese.

Nos autoengañamos

Las rebajas nos hacen pensar en numerosas ocasiones que estamos ahorrando cuando en realidad, lo que está sucediendo es que gastamos más. Manoj Thomas, doctorado en Marketing por la Leonard N. Stern School of Business de Nueva York demostró que este fenómeno es muy recurrente cuando se utilizan cupones descuentos.

Fanáticos del “envío gratis”

La percepción de que hemos llegado a un buen trato nos hace sentir satisfechos. Así se destaca en estudio realizado por Burst Media, que reza que hasta el 58% de las mujeres y el 44% de los hombres se preocupan más por los costes del envío que por cualquier otra cosa.

Somos “cazadores” de rebajas

Lo que más nos emociona es conseguir la pieza más que conservarla. Los doctores de Psicología de la Universidad de San Francisco Paulina Pchelin y Ryan Howell, aseguran que vivimos tan intensamente la experiencia de la búsqueda del “chollazo perfecto” que una vez que lo logramos el resultado no nos satisface de igual manera.

Mejor 2 x1 que 50%

El profesor de Marketing Vinnet Kumar, de la Harvard Business School asevera  que siempre que se nos deje seleccionar los productos de manera individual, este método incrementará las ventas. Eso también explica que nos lancemos “de cabeza” a esos dos por el precio de uno del supermercado.

Rastreadores online

Ni tu mismísima madre, con sus dotes policíacas plenamente desplegadas tras una de tus salidas nocturnas, es capaz de extraer tanta información como la que tú sacas de internet antes de comprar un producto. ¿Perteneces a ese 89% de la población que rastrea y rastrea en la red hasta que da con lo más inverosímil e inimaginable?.

Somos más chismosos que reivindicativos

Huimos del conflicto. Al menos, la mayoría. Por eso entre 9 y 15 personas y hasta un 13% chismorreará sobre una mala experiencia con más de 20  conocidos según un estudio realizado por White House Office of Consumer Affairs.

La música nos hipnotiza

La sobrestimulación, especialmente la que nos provoca la música, nos hace más impulsivos. Debe ser por esta razón por la que si al entrar en una tienda, la música está algo más alta de lo normal, favorece la compra irracional o sea posible que compremos más de lo que pensamos. Al menos, así lo confirma el estudio desarrollado por la investigadora Emily Anthes.

Fuente: foromarketing.com

AdjuntoTamaño
Image icon rebajas.jpg13.68 KB

© 2017. Centro de Estudios Financieros contactar

Puede consultar nuestras condiciones generales y política de protección de datos.