Autor: Rafael Muñiz

Usted está aquí

Las 10 claves imprescindibles para afrontar la transformación digital

  • Según este informe, la automatización y robotización de las empresas no sustituye a las personas.

La prestigiosa universidad norteamericana ha publicado en castellano en su revista Harvard Business Review las mejores ideas en torno a la innovación digital de los negocios, su estrategia y de qué manera se está implantando para hacer estas organizaciones más competitivas a través de su presencia en la red. La consultora Opinno ha sido la encargada de dar a conocer este decálogo en un acto público.

Sobrecarga de trabajo colaborativo

Según Pedro Moneo, consejero delegado de Opinno, en tanto las empresas se hacen más globales e interdisciplinarias, el trabajo en equipo tiende a ocupar más espacio dentro de la jornada laboral de los trabajadores, pasando en los últimos años de suponer el 50% del total de la jornada al 80%. Sin embargo, solo entre un 20 y un 30% de las tareas colaborativas que aportan un verdadero valor añadido son desarrolladas por el 5% de los empleados. Moneo asegura que este hecho provoca que los profesionales se vean obligados a llevarse trabajo a casa con el consiguiente estrés y desgaste que supone esta situación.

El poder de los algoritmos

Para Blanca Gómez, directora de atracción de talento de Europa occidental de Microsoft, “las empresas se esfuerzan por utilizar el Big data , pero la mayoría no ha empezado a recopilar la información necesaria para poder servirse de él”. Cabe entender en este sentido que los algoritmos pueden hacer predicciones muy rigurosas pero son los profesionales a los que les toca entender a qué preguntas contestan y para qué serán útiles dentro del negocio.

Talento y propiedad intelectual, nuevas reglas de la estrategia en la economía digital

La competitividad de las empresas dependerá en gran medida en su capacidad de mejorar sus estrategias incorporando los mejores activos tangibles pero también intangibles, como lo son el talento y la propiedad intelectual.

El design thinking como estrategia

La necesidad de diferenciación para las compañías en un mercado cada vez más competitivo implicará que el diseño, design thinking, sea piedra angular de la transformación digital y debe acompañar a todos los procesos creativos. De este modo, esta forma de proceder debería asistir al consejo de administración y a los máximos órganos durante la toma de decisiones.

De la innovación en economías en desarrollo a la internacionalización global

Según la publicación de Harvard, la idea será acometer el proceso inverso en la innovación del que vienen practicando las grandes empresas de Occidente; es decir, en lugar de diseñar sus productos o servicios en países desarrollados para luego corregirlos y aplicarlos a economías en desarrollo, proponen avanzar en el modelo desde los mercados emergentes para así poder acometer una transformación paulatina, conocer a los públicos y adaptar la estrategia en función del patrón de gasto.

La atención médica liderada por los empleadores

Moneo reseñó durante el acto que en ocasiones los intereses de la empresa y el empleado chocan porque mientras que la compañía desea que el trabajador no tome la baja y que el seguro cueste lo menos posible, el empleado está en el punto opuesto. En este sentido las aseguradoras se enfrentan al reto de hacer uso del big data para avisar a sus clientes –conociendo sus comportamientos e historial- de los accidentes o enfermedades.

Alcanzar el sí

Pese a la globalización, las negociaciones en el mundo empresarial implican conocer a fondo los usos y costumbres de las distintas culturas para salir airosos frente a las reuniones.

Moderar la empatía

La publicación de Harvard señala la empatía como un extra imprescindible que se suma al talento, necesario para saber comunicar los diferentes mensajes que se lanzan desde la compañía. No obstante, Moneo apunta que hay que saber calibrarla porque a veces un exceso de empatía desgasta al empleado, apreciación a la que Marta valer, directora de grandes cuentas en Randstad añadió que estos perfiles son escasos.

Primero las personas, luego la estrategia

A este respecto, también los departamentos de Recursos Humanos deberán convertirse en aliados del presidente o el consejero delegado, tal y como lo hicieron en su día los responsables de finanzas.

No soy un robot

Para la revista de Harvard, la automatización y robotización de las empresas no sustituye a las personas, por lo que la verdadera revolución es potenciar la calidad profesional de los empleados gracias a esta innovación.

Fuente: foromarketing.com

© 2017. Centro de Estudios Financieros contactar

Puede consultar nuestras condiciones generales y política de protección de datos.